13 mar. 2008

¡Mujeriego hasta la muerte! Como le gustaba ver mujeres desnudándose, su hijo le regaló un strip de despedida.

Un taiwanés contrató una bailarina exótica para el funeral de su padre. La desnudista hizo su show frente al ataúd de Cai Jinlai durante diez minutos. Cai Ruigong explicó que le prometió a su padre una stripper para su velatorio si vivía más de cien años.

Quizás a causa de este estímulo, el anciano se las arregló para llegar a los 103 años. El hombre abandonó este valle de lágrimas después de caminar tres millas para ir a votar. Era la persona más anciana de Taizhong y tiene más de cien descendientes.

Según explicó su hijo, el anciano era conocido en la zona por su afición a los clubs nocturnos.

0 comentarios: