14 ago. 2009

Gibson, el perro más alto del mundo, muere de cáncer

Gibson, un gran danés considerado por el libro Guinnes de récords como el perro más alto del mundo, murió de cáncer en Sacramento, informó su veterinario.

El can, que medía 1,08 metros desde sus patas hasta los hombros y 2,20 metros erguido sobre sus extremidades posteriores, sufría de osteosarcoma.



Su pata anterior derecha había sido amputada para impedir la metástasis, pero la semana pasada se descubrió que la enfermedad se había propagado a los pulmones y la columna vertebral, manifestó el facultativo.

En una declaración añadió que su dueña, Sandy Hall,[....]

decidió el viernes pasado provocarle la muerte para impedirle el sufrimiento.

"Gibson murió plácidamente en los brazos de la señora Hall", manifestó.

El animal tenía siete años en el momento de su muerte.

0 comentarios: