17 sept. 2009

Las 10 trampas entre las trampas de la historia del deporte

Ganar maratones cogiendo el metro o un coche, interruptores para falsear resultados, autolesionarse, goles con la mano, intentar dejar coja a tu rival... todo sirve para algunos con tal de lograr el triunfo

El presunto amaño del Gran Premio de Singapur de 2008 a manos de la escudería Renault podría ser una de las trampas más flagrantes de la historia del deporte.

Es difícil competir contra la peligrosa artimaña de obligar a un piloto (Nelsinho Piquet) a estrellarse contra un muro para ganar una carrera, pero el mundo del deporte ha dado lugar a centenares de historia realmente indignas.

Dejando a un lado los miles de caso de dopaje y numerosos casos de amaños de competiciones, estas son algunas de las trampas más famosas de la historia:

- DORA SE LLAMABA HERMANN
Dora Ratjen fue una atleta alemana que participó en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936. Quedó cuarta en la prueba de salto de longitud. En 1938 participó en el Europeo de Viena, logrando el récord del mundo en salto de la longitud. La buena de Dora era realmente Hermann Ratjen, y confesó que se hizo pasar por una mujer porque la obligaron los nazis. En 1938 se destapó el engaño y fue desposeída de sus marcas.

- EL BONOBUS ES LO MEJOR PARA GANAR UN MARATÓN
Rosie Ruiz es una atleta estadounidense de origen cubano que ganó el clásico maratón de Boston en 1980. La buena de Rosie completó la prueba en 2 horas 31 minutos y 56 segundos (25 minutos menos que el tiempo que utilizó en terminar el maratón de Nueva York), lo que provocó numerosas sospechas entre organizadores y rivales. Fue descalificada al sospecharse que tanto en Nueva York como en Boston montó en metro para acabar ambas maratones.

- 'LA MANO DE DIOS'
El 22 de junio de 1986 Diego Armando Maradona marcó el gol más famoso de la historia del fútbol, el problema es que lo hizo con la mano... Fue el primer gol del Argentina 2-1 Inglaterra, y fue bautizado como 'La Mano de Dios'. Independientemente de la picardía del Pelusa, está claro que fue trampa.


0 comentarios: