9 nov. 2009

Disculpen las molestias: Metro ha retransmitido relaciones sexuales por equivocación

El pasado jueves los pasajeros del metro de Londres vivieron una curiosa y divertida situación en la estación de West Ham. Los altavoces por los que acostumbran a oír los retrasos de los trenes emitieron unos poco habituales sonidos: los gemidos de una pareja manteniendo relaciones sexuales. Los responsables del Transporte de Londres aseguran que las señales se debieron de cruzar y que los sonidos no salieron de ninguno de los miembros de su personal.

Docenas de altavoces retransmitieron el acto, mientras muchos de los atónitos pasajeros se acercaban a comprobar que, efectivamente, los sonidos recorrían la estación de West Ham. La empresa de Transporte de Londres ha confirmado el curioso caso y ha asegurado que nada tenía que ver con ninguno de sus miembros.

"Paramos en West Ham sobre las 18:45. Cuando las puertas se abrieron, escuché unos extraños ruidos a través de los altavoces. Definitivamente era una pareja manteniendo relaciones sexuales. Él estaba gimiendo enérgicamente y ella sonaba como si estubiera pasando un rato estupendo",ha relatado al Daily Mail Laura O'Connor, una usuaria del metro que volvía en ese momento a casa.

"El conductor debió escucharlo también, ya que las puertas permanecieron abiertas más tiempo del habitual", ha añadido.

Ian Mofee, que estaba esperando el tren hacia Southend, ha contado al diario que "un motón de gente se congregó alrededor de los altavoces del andén. Nadie parecía ofendido. Todo el mundo se sonreía".

Por su parte, los responsables de la empresa de transportes londinenses aseguran que los sonidos procedían del exterior. "De alguna manera se colaron en el sistema público de la estación. Nos estamos asegurando que esto no vuelva a pasar", ha explicado un portavoz de la TfL.

Una de las teorías que manejan es que los sonidos pertenecían a la 'banda sonora' de una película pornográfica. El portavoz ha afirmado que la situación probablemente se produjo cuando alguien retransmitía estos sonidos desde fuera de la estación y las frecuencias de ambas radios debieron de cruzarse.

Ocurriera como ocurriera, la estación retransmitió un señal que, seguramente, molestó menos a los pasajeros que el aviso del retraso de sus trenes.

1 comentarios:

  • Mark says:
    7 de enero de 2010, 8:39

    cosas q pasan en este mundo loco lol